20 mar. 2011

Pairetti y el "Trueno Naranja" en Sunchales.


El Midgets Club Sunchales inauguró el nuevo sistema lumínico en el circuito “Del Rosario”, fuego de artificios, comparsas, autos del museo “J.M. Fangio”de Balcarce, una cupecita del “Chueco”, un Torino de los que hicieron HISTORIA en Nurburgring y el memorable “Trueno Naranja” de Carlos Alberto Pairetti”, hasta allí todos los condimentos para una fiesta muy esperada, ya es una realidad que el Midget del Litoral podrá correr de noche sin inconvenientes en ese trazado ya que 16 torres de iluminación harán posible ese sueño abrazado desde hace tanto tiempo, como si todo fuera poco la categoría Midget realizó pruebas comunitarias con la presencia de 21 máquinas.

La noche se prestaba y la gente dijo presente para ver esas 21 máquinas girando en la espera de la participación puntuable del próximo 26, el regreso del mítico Rogelio Mitri fue el dato saliente, el resto más de lo mismo, muchos coches veloces pero Cristian Molardo aparece casi… en otra sintonía, el está muy bien conductivamente y ese coche número 1 aparece casi como imbatible, es que su chasis, su motor y su andar se muestran como una amalgama casi perfecta.

La presencia de Carlos Alberto Pairetti.
...

Datos; Carlos Alberto Pairetti (n. 17 de octubre de 1935 - Clucellas, Provincia de Santa Fe), es un piloto automovilismo argentino retirado. Fue campeón de Turismo Carretera en el año 1968, tripulando el prototipo Steven Chevrolet 250, conocido popularmente como "El Trueno Naranja". Su campeonato lo terminó de poner en la galería de la fama del automovilismo nacional, ya que dicho triunfo se dio en una temporada donde comenzaba el dominio de la marca IKA y su modelo Coupé Torino.


El y su “trueno naranja” son casi una sola cosa, es un lujo poder tener este tipo de encuentros con una figura del automovilismo nacional e internacional como lo es el loco (como lo bautizaron en Italia) Paireti, fue un bonito aunque corto encuentro, habló del momento de la compra del auto, “ya habían muerto dos pilotos, y me decían no lo compres, es peligroso, pero lo compré y me puse a estudiarlo, es que el ingeniero que lo construyó buscando equilibrio en la distribución de pesos decidió ponerle combustible en la dos puertas, claro, y al volcar se transformaba en una trampa, así que lo modifiqué, ¿sabés como lo puse a punto?, di 150 vueltas en el autódromo, después fui campeón”, hubo tiempo para alguna anécdota más y el repaso por un tema que proponíamos aquí hace unos días, la juventud de los pilotos hoy día, y Carlos decía “¡Viste lo de Canapino!, ya es campeón y nunca corrió en ningún lado, pero no pasa por la edad, tenés que tener motor y plata, en el TC 2000 eso no pasa por que los motores son todos iguales, ¿vez que gana Silva por ejemplo?, pero no pasa nada, es por lo que yo te digo, olvidate!”.

Para el cierre no podía dejar de contar la famosa anécdota con Clay Regazzoni, ( Gianclaudio Regazzoni, 5 de septiembre de 1939 en Lugano- Suiza), la gente que se había juntado alrededor no paraba de reir cuando Paireti narraba “es que entre masl a una curva y quede cruzado en el medio de la pista y el Tano que venía ganado me engancho y se quedó sin carrera, lo cierto es que nos cargaron a los dos en la ambulancia y en el camino el sangraba por la boca sin parar (se había mordido la lengua) y me decía sin para … “filio de puta, filio de puta…”(sic.). Después de muchas risas, dice Pairetti, "querés saber como elegimos el color, teníamos un litro de pintura blanca un litro de amarilla y otro rojo, y dije , mézclalo y que salga lo que salga…”

No hay comentarios.: